Agro-negocios

El corredor granelero del Norte es una nueva oportunidad

Gracias al conflicto creado por los camioneros contra el ingreso de los bitrenes desde el Brasil para el puerto de Concepción salió a luz el gran pro­yecto en que está empeñado el Gobierno Nacio­nal con la ciudad norteña. El plan del corredor granelero del Norte que se quiere generar puede posicionar no solo a los departamentos norteños, sino a todo el país como un gran centro logístico de Sudamérica.

¿Por qué? Porque el proyecto que se espera con­cretar permitirá que toda la carga de productos del estado brasileño de Mato Grosso del Sur ya no se exporte por Santos y su puerto de Paranaguá, donde hasta ahora llegan por tierra. Esa carga se alzará en barcazas paraguayas en Concepción, que por los ríos Paraguay y Paraná arribarán a un puerto de ultramar en el Río de la Plata o el Atlán­tico. Y así, ganarán los brasileños que tendrán un flete más barato para llegar al océano y ganarán las empresas paraguayas que por prestar ese ser­vicio que antes no se tenía obtendrán ingresos hasta ahora inexistentes.

Claro, para eso la carga brasileña tendrá que venir por tierra en camiones pasando por Pedro Juan Caballero hasta Concepción, en cuyo puerto se reembarcará en las barcazas nacio­nales. Son un millón de toneladas de granos que vendrán del vecino país en camiones con el doble acoplado al que le llaman bitrén. El Ministerio de Obras Públicas dice que esa carga es 50% para­guaya, en el sentido de que la mitad será trans­portada por paraguayos. “Esto fue establecido por acuerdo privado entre partes, por lo que cual­quier manifestación en contrario es falsa”, ase­gura el MOPC.

Hay que recordar que Mato Grosso del Sur es un estado casi tan grande como el Paraguay (su tamaño es el 88% de la superficie de nuestro país), y posee una fuerte producción de soja, maíz, algodón, arroz, entre otros, que exporta a otros países más allá de los mares. Como es un estado mediterráneo, hace llegar sus produc­tos de exportación a los puertos sobre el Atlán­tico por tierra, pagando un flete más caro que el fluvial o el ferroviario, que es el de camiones por las rutas de Brasil. De Campo Grande, la capital estatal, hasta el puerto de Paranaguá hay 1.100 kilómetros por ruta terrestre.

El desarrollo del corredor granelero de la zona norte puede posicionar a nuestro país como un centro logístico importante en esta región del continente, impulsará el desarrollo de esa importante zona del país y dará oportunidades a los transportistas, además de otros sectores. Mediante estos cargamentos se producirá la reactivación del puerto de Concepción, que está inaugurando nuevas instalaciones. Esto también significará una posibilidad más de negocios y se estima que traerá un gran movimiento econó­mico que beneficiará a los norteños.

Los concepcioneros que entendieron la impor­tancia del proyecto están felices por la gran posibilidad que se les presenta ahora y han dado muestras de satisfacción por ello. También se oponen tenazmente a la postura del sector de camioneros que no quiere el ingreso de los bitre­nes con carga desde el Brasil, pues han compren­dido lo que significará para ellos en oportunida­des de trabajo y de desarrollo.

En el puerto de Concepción, la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP) sus­cribió una alianza con una firma privada que realizó inversiones para mejorar y ampliar esas instalaciones a fin de hacerlo operativo. La con­cesión es por 20 años y la ANNP recibirá un canon por la utilización de ese puerto que hace 15 años no está operativo y que por fin se reactivará con el proyecto.

Para concretar este programa de desarrollo, el MOPC emitió la Resolución Nº 74, por la cual autoriza la circulación del tipo de camión deno­minado bitrén para el transporte de cargas, a fin de desarrollar la línea comprendida entre las ciu­dades de Pedro Juan Caballero y Concepción. La secretaría de Estado señala que el cargamento que venga de Brasil “es una carga nueva y, por ende, ningún camionero nacional pierde su carga actual”. Es más, se estableció un acuerdo privado por el que el 50% de la carga es paraguaya, con lo que habrá más oportunidades para los trans­portistas nacionales. Por todo ello el así llamado proyecto del corredor granelero del Norte es con­veniente para el país y una nueva oportunidad de desarrollo que no se puede desaprovechar. LN

Comentarios

Más popular

Arriba