Internacionales

Informe del Clima: “EL NIÑO” VIENE CON FUERZA

El Océano Pacífico Ecuatorial observa el desarrollo temprano en un episodio de “El Niño”, de considerable intensidad, cuya existencia ya ha sido reconocida por la mayoría de los servicios meteorológicos del Mundo.
climsier
El Océano Pacífico Ecuatorial observa el desarrollo temprano en un episodio de “El Niño”, de considerable intensidad, cuya existencia ya ha sido reconocida por la mayoría de los servicios meteorológicos del Mundo.

Adicionalmente, se observa un calentamiento del Océano Indico, que podría estar asociado al desarrollo de una fase positiva del Dipolo del Océano Indico (IOD), lo cual suele acentuar los efectos de “El Niño”.

Por su parte, el Océano Atlántico Subtropical continúa mostrando temperaturas superiores a lo normal, debido a que se encuentra atravesando una fase positiva de larga duración de la Oscilación Multidecadal del Atlántico (AMO), cuyos efectos comenzaron a notarse a partir de 2007 y, probablemente, continúen sintiéndose por unos 20 o 30 años más.

La influencia del calentamiento del Atlántico provocará fuertes tormentas sobre la Cuenca Media del Plata, incrementando el caudal de los grandes ríos, y acentuará la intensidad de las precipitaciones sobre el extremo oriental de Paraguay.

Asimismo, el calentamiento del Atlántico imprimirá una fuerte irregularidad a la marcha de las precipitaciones, haciendo que se alternen prolongadas rachas de tormentas, con riesgo de anegamiento de los campos bajos e inundaciones urbanas, con igualmente prolongadas rachas de bloqueo, durante las cuales predominarán condiciones secas y calurosas, que consumirán las reservas de humedad de los suelos.

Paralelamente, se adicionarán los efectos causados por la circulación polar, que se encuentra activada, debido a que se atraviesa una fase negativa de la Oscilación Antártica (AAO).

Este último factor producirá entradas de aire polar hasta bien entrada la primavera, provocando temperaturas mínimas más bajas que las observadas en la temporada 2014, pero mucho menos intensas que las registradas en 2013.

La mayor parte del área agrícola paraguaya recibirá precipitaciones abundantes, que tomarán gran intensidad a partir del comienzo de la primavera, presentando el riesgo de tormentas localizadas severas, y una distribución espacial y temporal muy heterogénea.

La Región del Chaco observará precipitaciones abundantes, totalizando entre 750 y 1500 mm a lo largo de la temporada, aunque entre los lapsos húmedos se intercalarán bloqueos prolongados, con tiempo seco y extremadamente caluroso.

La Región Oriental recibirá lluvias muy abundantes, que superarán los 1000 mm en toda su extensión, con registros de más de 1750 mm en su porción sur.

Este ambiente dificultará el avance de las labores, y fomentará el avance de las malezas, enfermedades y plagas, por lo que será conveniente mantener un monitoreo frecuente y riguroso.

Cabe insistir, una vez más, en que, las irregularidades exhibidas por el agroclima durante las últimas campañas agrícolas, tanto a nivel nacional como internacional, indican que no es prudente hacer cálculos exitistas, y que debe dejarse siempre un margen de seguridad en las proyecciones económicas y productivas que se realicen.

Fuente: Agro Educación

Comentarios

Más popular

Arriba