Conectate con nosotros

Economia

Todavía estiman un año económico bueno pese al escenario negativo

Publicado

en

Organismos internacionales recortaron la previsión económica de Paraguay para el 2022, a raíz de varios riesgos asociados, principalmente tienen que ver con el clima y la ola de contagios con la variante ómicron del COVID-19. La sequía tomó por sorpresa a todos y sus efectos negativos fueron devastadores, según algunos economistas.

Con eso se espera una merma considerable de ingresos de divisas a la economía y así también un menor movimiento en la producción; sin embargo, desde el Ministerio de Hacienda todavía esperan un año económico bueno.

Así lo resaltó el viceministro de Administración Financiera, Marco Elizeche, quien destacó, durante una entrevista brindada a Unicanal, que desde el sector público son optimistas en relación al cierre del año pasado. “Desde el Banco Central del Paraguay (BCP) se van a revisar los indicadores, que tendrán su impacto. Cuando nos comparamos con años similares, como el 2009 y 2012 donde también hubo sequía, el impacto fue grande. Eso tiene un efecto derrame en otros sectores vinculados a la agricultura”, afirmó.

El viceministro explicó que hay que mirar si estas lluvias registradas podrían compensar en parte lo que ya se perdió en enero, que fue el mes más fuerte de la sequía. “Tenemos que ver en abril cuál será la revisión del BCP, pero de todas maneras nosotros observamos ya buenos indicadores, con buena demanda, consumo, por lo que creemos todavía que tendremos un año bueno. Todavía somos optimistas, pero con cierto nivel de conservadurismo”, especificó.

Riesgos de la pandemia

Elizeche resaltó que son conscientes de los riesgos que persisten en la pandemia. “Nosotros en Paraguay tenemos todavía un índice muy bajo de vacunación, tenemos que insistir con eso, en materia sanitaria, esa es la clave. El año pasado vimos los resultados de los demás países, donde eso significó un valor importante”, dijo.

Por otro lado, acotó que se debe evaluar el impacto que tiene esta sequía con el fenómeno La Niña, y hacer seguimiento de los controles. “Por el lado fiscal, será un año complicado como siempre, venimos de un cierre relativamente bueno. Nuestra proyección del déficit fiscal es del 3% del PIB para este ejercicio, mientras que el año pasado cerramos por debajo del déficit establecido, que era del 4%”, agregó. LA NACION

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Tendencias