Conectate con nosotros

Empresarial

Joven vence barreras y triunfa en el mundo empresarial

Publicado

en

Proyectar en grande, marcar un ideal, trabajar duro y cumplir el sueño fueron los pilares que impulsaron a Raúl Gullón a emprender su propia joyería a través del es­caparate más grande del mundo: internet.

La empresa “Gullón” nace de la persecución de objetivos fijos, una empresa propia y la su­peración personal y pro­fesional. “A los 22 años trabajaba en un banco y mediante ello fue posible iniciar pequeños ahorros. Quería superarme como persona y crecer en el ám­bito empresarial”, relató nuestro joven emprende­dor.

EVOLUCIÓN

“Empecé vendiendo un solo anillo, en mayo del 2015, a un compañero del banco, a partir de eso comenzaron los pedidos por recomendaciones de amigos y conocidos. El mismo año renuncié y en setiembre ya estaba con la empresa Gullón, firme y presta para recibir los pedidos”, contó.

Además, resaltó que en principio le resultó difícil puesto que el dinero in­vertido lo pudo recuperar recién a los cinco meses. Sin embargo, con el tiem­po logró ingresos de entre G. 5 y 7 millones mensua­les.

Actualmente la empresa ofrece una amplia varie­dad de productos y llega a distintos puntos del país a través del servicio de delivery, y al exterior por encomienda. La recepción y el envío de los pedidos son realizados por Gu­llón. El equipo que hace funcionar los engranajes de la empresa está com­puesto por gente joven, actualmente son tres: la diseñadora Rocío Méndez, el tallerista o artesano Emanuel Zárate y nuestro emprendedor.

“Trabajamos de la si­guiente manera; yo recibo los pedidos y le paso a la diseñadora, por consi­guiente el tallerista lo fabrica con 24 horas de tiempo, me lo trae para luego proceder a la entre­ga del producto”, detalló.

La evolución también se dio en los productos ofer­tados, entre sus últimas novedades se encuentran medallas personalizadas (dijes para deportistas, profesionales o iniciales de nombres).

“Lo más nuevo que im­plementamos responde a un seguimiento constante a nuestros clientes, para conocer qué buscan exac­tamente, y de esa forma demostrar que somos una empresa confiable”, enfa­tizó.

INVERSIÓN

El cimiento de este em­prendimiento se formó con una inversión de G. 10 millones. “El dinero lo fui ahorrando mientras tra­bajaba”, acotó.

DEBILIDAD

Como todo negocio exis­ten debilidades a ir for­taleciendo con el tiempo, en este caso es el extremo cuidado en la compra de materiales y la confianza puesta en los clientes.

“La mayor debilidad es caer en la compra de oro falso, puede llegar a pa­sar. También el manejo con los clientes, anterior­mente confiaba en ellos -trabajaba sin pedir seña o entregas- y eso me cau­só numerosas pérdidas”, indicó Gullón.

FORTALEZAS

En cuanto a las fortale­zas, estas residen en la calidad y diversidad de los productos, y la atención. Además, al tratarse de un negocio online, se en­cuentra disponible las 24 horas y los siete días de la semana.

DESAFÍOS

“Actualmente el desafío es la competencia, cada vez se crean más empre­sas virtuales, entonces es importante estar un paso adelante y lograr fidelizar al cliente. El secreto está en una buena atención y calidad, de manera que el cliente quede satisfecho y pueda recomendarnos a otros”, comentó.

PROYECCIONES

Con relaciones a los panes a futuro, Gullón señaló que le gustaría implementar elementos rústicos en la empresa Gullón, anexar más productos artesana­les.

CREER EN LOS SUE­ÑOS Y PERSEGUIRLOS

Para aquellos que sien­ten el deseo de emprender pero aún no se animan, Gullón les deja como ejemplo su propia historia la de un joven que desde los trece años vive solo que terminó en una ciudad entonces desconocida para él, salió del interior del país y pudo crecer. “Todo es posible, si uno se esfuerza y cree en su objetivo, se puede crecer. A quienes no se animan, les digo que crean en sus sueños y los persigan, porque el logro no se denota a corto plazo sino que requiere de cierto tiempo”, finalizó. 5DIAS

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias