Conectate con nosotros

Internacionales

¿Estamos a punto de repetir el colapso de la burbuja de los puntocom?

Publicado

en

Los nerviosos expertos del mercado están escuchando fuertes y claros ecos de la burbuja de las puntocom de los noventa.

Mercado alcista por más de 12 años; manía en SPAC; OPI (salidas a bolsa) que se duplican con creces el primer día de negociación; un ejército de comerciantes aficionados y fenómenos extraños como el de GameStop. Ciertamente, el mercado de valores a últimas fechas se ha sentido con mucha exuberancia irracional, y dispara alertas para aquellos que recuerdan la burbuja de las puntocom de finales de los noventa.PUBLICIDAD

“Los paralelos que tenemos hoy son históricamente muy, muy preocupantes”, señala Jim Stack, presidente de Whitefish, InvesTech Research y Stack Financial Management de Montana. “La situación actual (Bitcoin, GameStop) es la cereza del pastel, y cuando la miras, ves muchos otros problemas subyacentes”.

A pesar de una fuerte corrección del mercado del 30% el año pasado, el mercado alcista más largo registrado ha ayudado al S&P 500 a aumentar casi 300% en los últimos diez años, aproximadamente en línea con el crecimiento de los diez años anteriores al colapso de las puntocom en el 2000. Después de lo cual las acciones se desplomaron 40% en dos años. Forbes analizó 11 métricas clave del mercado que mostraron señales de advertencia justo antes de que el mercado de valores se derrumbara en marzo de 2000. Las señales bajistas superan a las alcistas, pero los inversores deberían consolarse con el viejo adagio de que los mercados de valores tienden a escalar un “muro de preocupación”.

1. Relación CAPE de Shiller del S&P 500

En el libro Irrational Exuberance del economista de Yale y premio Nobel Robert Shiller, introdujo una relación precio/ganancias (P/E en inglés) para el S&P 500 que promedia las ganancias ajustadas por inflación durante los diez años anteriores en un esfuerzo por eliminar las oscilaciones cíclicas. Aunque no es tan elevado como la relación P/E máxima que condujo al colapso de la burbuja de las puntocom en marzo de 2000, los múltiplos actuales de P/E de Shiller son los más altos en dos décadas. “Las valoraciones en Wall Street están en la estratosfera”, dice Stack.

2. Asociación Estadounidense de Sentimiento de Inversores Individuales

En los meses previos al colapso de la burbuja de las puntocom en 2000, el sentimiento alcista alcanzó su punto máximo en alrededor del 75%, en comparación con el 46% la semana pasada, según la encuesta semanal de la AAII, que simplemente pregunta a sus miembros si son alcistas, bajistas o neutrales en las perspectivas del mercado de valores para los próximos seis meses. Los inversores inteligentes ven este barómetro de inversores minoristas como un indicador contrario, por lo que las altas calificaciones alcistas son bajistas.

3. Volatilidad: el VIX

Es probable que el sentimiento alcista se vea afectado como resultado de la volatilidad masiva del mercado, al menos según el índice CBOE VIX, una medida de la volatilidad esperada conocida como el “indicador del miedo”. El índice promedio fue de casi 30 el año pasado, en comparación con alrededor de 25 en el apogeo de la burbuja de las puntocom. Su pico en lo que va de año, es de aproximadamente 37, ya muy eclipsado del máximo histórico de 33 en 2000.

4. Concentración de capitalización de mercado de S&P

Gracias al aumento de las acciones tecnológicas, la concentración de capitalización de mercado de S&P se encuentra en un máximo histórico, lo que hace que los fondos de seguimiento de índices, que representan billones de dólares en valor de mercado, sean extremadamente vulnerables a los cambios en solo unas pocas empresas. En la actualidad, los cinco primeros (Apple, Microsoft, Amazon, Tesla y Facebook) representan 21% de la capitalización bursátil total del índice, incluso más que el 18% del valor de mercado comandado por los cinco más grandes en 2000, cuando Microsoft, Cisco, General Electric, Intel y Exxon Mobil estuvieron en la cima. Stack explica que “Los inversores están subiendo en el mismo tren de impulso, pero impulsando una concentración más estrecha de acciones de gran capitalización”.

5. Tasa de ahorro personal

Dada la falta de oportunidades de gasto provocada por los bloqueos pandémicos, la tasa de ahorro entre los estadounidenses ha aumentado al 13.7% del ingreso anual disponible, en comparación con sólo el 4.5% en marzo de 2000. Una vez que el Covid ceda y la vida vuelva a la normalidad, el gasto del consumidor podría retroceder con agresividad, lo que es un buen augurio para la economía y posiblemente el mercado de valores, aunque ya se está beneficiando del aumento de la riqueza del consumidor.

6. OPI (salidas a bolsa)

Una estampida alcista de ofertas públicas iniciales, muchas con nombres que terminan en “.com”, fue un sello distintivo del frenesí especulativo de la burbuja tecnológica de fines de la década de 1990, con un promedio de 500 debuts en el mercado público cada año desde 1995 hasta 1999. En 2020, hubo 538 OPI, incluidas 248 SPAC, son en sí mismas un indicador espumoso de riesgo. Los rendimientos promedio del primer día en 2020, incluidos Uber y Airbnb, fueron del 35%, en comparación con un aumento promedio del 75% el primer día en 1999. Sin embargo, los rendimientos del primer día de los SPAC, que son empresas fantasmas en busca de negocio, puede haber silenciado el promedio del año pasado.

7. Indicador Buffett

La métrica de valoración favorita de Warren Buffett, una proporción simple de la capitalización total del mercado de valores de Estados Unidos, con respecto al producto interno bruto (PIB) anual. El análisis brinda a los observadores del mercado un punto de referencia para los precios actuales, no muy diferente de la proporción S&P 500 P/E. El valor actual del mercado de valores es de 42 billones de dólares, contra el del PIB anual de 21 billones de dólares. Un año después de que estallara la burbuja de las puntocom, Buffett dijo que los máximos sin precedentes deberían haber servido como una fuerte señal de advertencia. “Si la proporción se acerca al 200%, como lo hizo en 1999 y una parte de 2000, estás jugando con fuego”, dijo Buffett.

8. Proporción put/call

Entre los indicadores del mercado de valores, la relación put/call mide el volumen semanal de opciones de venta, que se compran cuando los inversores creen que las acciones caerán, dividido por el volumen de opciones de compra, contratos comprados por inversores alcistas. Desafortunadamente, los compradores de opciones son notoriamente malos inversores y, según la CBOE, alrededor del 90% de los compradores de opciones pierden dinero. Por lo tanto, la relación put/call se considera un indicador contrario. Es decir, si el volumen de opción de compra alcista supera con creces el volumen de venta bajista, la relación baja. Actualmente, el ratio put/call es de 0.4, casi idéntico al 0.39 registrado en marzo de 2000, en el pico de la manía de compra de acciones por Internet.

9. Margen de deuda a efectivo

Gracias en parte a las bajas tasas, los saldos de deuda de margen se han disparado en Wall Street, alcanzando recientemente un máximo histórico de 778.000 millones de dólares, casi 37 veces los 21,000 millones de dólares que tenían los inversores en marzo de 2000. Sin embargo, la métrica más importante en la cual centrarse es el margen deuda a efectivo en cuentas de clientes. Actualmente tiene un 72% más de deuda que efectivo, frente al 79% en el pico de la burbuja de las puntocom. “La especulación es contagiosa”, dice Stack, señalando que la deuda de margen ayudó a impulsar el aumento de precios de GameStop.

10. Activos de la Reserva Federal

Gracias al enfoque de los malditos torpedos de Jerome Powell para estimular la economía durante la pandemia, los activos del balance de la Reserva Federal se han disparado en más de 3 billones a un máximo histórico, que es casi 13 veces los activos mantenidos durante la burbuja de las puntocom. Hoy, los activos de la Fed ascienden al 35% del PIB en comparación con menos del 4.5% del PIB hace 20 años. La Fed ha estado comprando bonos del Tesoro y valores respaldados por hipotecas por una suma de 120 mil millones dólares por mes, en un esfuerzo por impulsar los hogares y las empresas, lo que por supuesto lubrica el mercado de valores. Hasta ahora, la inflación se ha mantenido bajo control.

11. Tasa de fondos federales

Las clases de Economía 101 dictan que las tasas de interés están inversamente correlacionadas con las acciones. Y no hay duda de que el firme compromiso de la Fed de mantener bajas las tasas de interés ha ayudado a impulsar el mercado de valores al alza —casi ininterrumpidamente— durante más de una década. Con la nota del Tesoro a diez años al 1% y los fondos federales al 0.25%, reducir las tasas puede ser difícil. Stack dice: “La dificultad actual es que tenemos el mercado de valores más sensible a las tasas de interés en la historia de Wall Street”.

POR Jonathan Ponciano – FORBES

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias