Conectate con nosotros

Nacionales

Firma europea interesada en ampliar volumen importado de harina de soja paraguaya certificada

Publicado

en

Producir y consumir alimentos sostenibles es la nueva premisa que se viene predicando a más de practicar durante los últimos años, como fenómeno global que marca las tendencias para las partes.

Si bien Paraguay ya es un productor de alimentos sostenibles y orgánicos, el potencial latente es aún más amplio de modo a lograr mucho más de lo que ya está haciendo, abarcando los más grandes mercados de altos estándares internacionales.

En ese sentido, durante los próximos días en la segunda quincena de marzo, está previsto la llegada al país de la representante de una empresa europea que busca instalar aún más el valor de la producción sostenible a más de fortalecer las relaciones con los productores locales de soja en especial.

Se trata de la experta en sostenibilidad Sandra Schouten – Kraaij, de la empresa holandesa Cefetra, que se dedicada al comercio de productos agrícolas, quien desarrollará de diversas actividades conjuntas en el marco de una feria que se llevará a cabo en Alto Paraná próximamente.

El objetivo de la visita de Kraaij es reunirse con varios productores de soja y otras partes interesadas, de modo a ver cómo pueden seguir trabajando con el propósito de mejorar el nivel de sostenibilidad del cultivo en Paraguay, en especial a través del programa Soja Responsable Certificada (CRS), respaldado por la certificadora Control Union Paraguay.

Los resultados son la generación y conservación de registros, menor utilización de cantidades de productos para la fumigación y mayores rendimientos. Foto: Gentileza.
Los resultados son la generación y conservación de registros, menor utilización de cantidades de productos para la fumigación y mayores rendimientos. Foto: Gentileza.

Mejor rendimiento

“Estamos buscando establecimientos en nuestras zonas de abastecimiento que estén dispuestos a certificarse”, expresó, al tiempo de indicar que el retorno que reciben por parte de los agricultores que obtienen la certificación es positivo.

Y es que primeramente, estos agricultores obtienen buenos resultados en la generación y conservación de registros de todo el proceso. En segundo lugar, porque conlleva una menor utilización de cantidades de productos para la fumigación-plaguicidas, y en tercer lugar debido a que observan mayores rendimientos, entre otros ítems.

“Creo que ese es el principal beneficio para el agricultor, el poder cultivar sus productos de forma más sostenible y que al hacerlo, pueda aumentar su rendimiento y por sobre todo reducir los costos. Además, el agricultor también recibe una pequeña bonificación por obtener la certificación”, explicó la experta.

Hay que mencionar que en el 2021, a nivel local se registró la certificación de 140.837.66 toneladas de soja que siguen los estándares de la norma CRS, con unos 17 productores.

Y como Cefetra compra harina de soja sostenible de países como Argentina, Brasil y Paraguay, muestra mucho interés en ampliar el volumen importado desde el país, y esperan que al aumentar los volúmenes certificados puedan alcanzar un cierto balance de masa que haga factible la compra de harina de soja certificada de paraguaya.

Así mismo, desde la firma holandesa no descartan una próxima visita más, pues consideran que la sostenibilidad se convertirá en una norma fundamental para la producción de soja, especialmente con la prevista legislación de diligencia debida de la Unión Europea con respecto a la deforestación, acotó Kraaij. LA NACION

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Tendencias