Conectate con nosotros

Nacionales

Iniciativa parlamentaria busca limitar excesiva ingesta de sodio

Publicado

en

La diputada Roya Torres (PLRA-Alto Paraná), presentó un proyecto de ley “De control de la ingesta excesiva de sodio”, con la intención de concienciar a la población sobre el consumo excesivo de sal y sus riesgos por contenido de sodio.

En su exposición de motivos, la parlamentaria sostiene que, según publicaciones oficiales del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, el excesivo consumo de sal en la alimentación diaria refleja un fuerte impacto en la salud, como el aumento de la presión arterial y el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

“Paraguay es el país de la región con mayor prevalencia de hipertensión arterial, cercana al 46%; a esto se suma que la ingesta de sal en nuestra población es casi el triple de lo recomendado por la OMS, que sugiere un consumo no mayor a 5 gramos diario por persona, equivalente de una cucharadita rasa de sal común”, destaca el proyecto.

Los expertos en la materia consideran que lo recomendable no es eliminar la sal de la preparación de las comidas, sino disminuir su uso de forma gradual, para que el paladar se vaya acostumbrando a los gustos menos salados y, de esta manera, lograr un cambio hasta llegar a tener un hábito de alimentación más saludable.

“En nuestro país, en la generalidad de los casos, las personas agregan mucha sal al preparar los alimentos y, al momento de consumirlos, utilizan, nuevamente, el salero en la mesa luego de que la comida este servida”, ejemplifica el proyecto.

En esencia, el proyecto dispone que todos los alimentos y bebidas envasados, que se fabriquen y comercialicen en todo el territorio de la Republica, que contengan sodio entre sus ingredientes, deberán contener en sus etiquetas, la siguiente leyenda: “Modere el consumo de sodio. La dosis diaria recomendada es de hasta 2.400 mg que equivale a 6 gramos de sal o 1 cucharadita”.

Establece, igualmente, que la leyenda que hace alusión el artículo anterior, deberá presentarse en un lugar fácilmente visible de la etiqueta y con legras de tamaño de realce natural.

Dispone, por otro lado, que todos los restaurantes, bares y confiterías del país, deberán retirar los saleros de mesas y llevarlo, únicamente, cuando el comensal lo solicite.

Por último, establece sanciones para los infractores, consistentes en multas que, convenientemente, fijara la autoridad de aplicación de la presente iniciativa, mientras que lo recaudado será destinado al equipamiento de hospitales públicos y a campañas de concienciación del uso moderado de sodio.

La iniciativa será tratada en las comisiones de Legislación y Codificación; Industria, Comercio, Turismo y Cooperativismo; y en la de Salud Pública. HOY

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Tendencias