Conectate con nosotros

Nacionales

Los planes de desinversión en Petrobras se mantienen

Publicado

en

Luego de semanas bastante complicadas para las empresas brasileras (y para la economía en general) la firma que se encuentra en el ojo del huracán por los hechos de corrupción, Petróleo Brasilero SA (Petrobras), anunció el plan de reducir sus inversiones para lo que queda del año y el próximo año.

A través de un comunicado anunció que su expectativa de inversión de 2015 es de US$ 25 mil millones (US$ 3.000 millones menos que lo anunciado originalmente) y US$ 19 mil millones para el próximo año (US$ 8.000 millones menos).

Esta medida se da en un proceso de ajustes para la petrolera estatal, una de las empresas más endeudadas del mundo, que busca también deshacerse de activos para mejorar su situación financiera en medio de una caída importante en el precio del petróleo.

Entre los rubros en los que la firma se desprendería de activos están principalmente las operaciones de venta al por menor, por lo que sus operaciones en Paraguay y otros países de la región aparecen como principales colocados en una potencial venta.

En base a este escenario, son varias las fuentes que hablan de una posible compra por parte de la firma Puma Energy de las operaciones de Petrobras ya desde el año pasado.

Más recientemente, el Diario Financiero de Chile también publicó que las negociaciones entre ambas empresas están bastante avanzadas y que Puma estaría interesada en adquirir no solo las operaciones en Paraguay, sino también en Chile, Colombia, Argentina y Uruguay.

El monto de la transacción no se dio a conocer; pero agentes del rubro señalaron que los activos de Petrobras superarían los US$ 500 millones. Esta cuenta con 180 estaciones de servicio y está entre las 11 mayores contribuyentes del país.

En un comunicado emitido hace unos meses la compañía destacaba que “la concreción de esas oportunidades depende de las condiciones negociadas y del mercado”.

Aseguran US$ 256 millones

Además de sus planes de desinversión, Petrobras selló está semana un acuerdo con la empresa ho­landesa SBM por US$ 256 millones, lo que per­mitirá que estas empresas puedan reanudar sus operaciones conjuntas.

Incluso antes de que estalle el actual escándalo de corrupción en Petrobras (conocido como la opera­ción “lava jato”) fiscales brasileños habían acusa­do a esta firma por pagar sobornos a funcionarios de la estatal para asegurar contratos (entre 1995 y 2003).

Desde que estalló el actual escándalo, SBM y otras compañías implicadas estaban inhabilitadas para hacer negocios con Petrobras.5DIAS.

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias