Conectate con nosotros

Nacionales

Lucran cinco veces más con camas para los pacientes del COVID-19

Publicado

en

En licitación realizada a las apuradas cotizaron a G. 4.250.000 las camas que el proveedor trajo a precio promedio de G. 670 mil.

FUENTE: LA NACIÓN

Un despacho de importación dejó al descubierto el negocio de una de las firmas proveedoras que en el marco de la emergencia sanitaria, junto con otra empresa perteneciente a una misma familia, se adjudicaron contratos por G. 85.220 millones en el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS).

Se trata de las empresas Insumos Médicos SA y Eurotec SA, la primera se adjudicó contrato en el Ministerio de Salud por valor de G. 47.952 millones, la otra por G. 37.268 millones.

Estas firmas están representadas por los hermanos Patricia Beatriz Ferreira Pascottini y Marcelo Rubén Ferreira Pascottini, respectivamente, hijos del empresario Justo Ferreira, que fueron adjudicadas en un tiempo récord de 72 horas en el marco de la pandemia del COVID-19.

Cabe recordar que la acelerada adjudicación incluye el pago de un anticipo que no estaba previsto al principio en el Sistema de Información de las Contrataciones Públicas (SICP). Sin embargo, en el contrato se estipuló un 20% de adelanto para la contratista.

La Nación accedió a un documento de despacho de insumos médicos que arribaron a nuestro país el 17 de abril pasado y que demuestra una grosera sobrefacturación.

En el detalle de importación figuran 400 camas hospitalarias, siendo el valor imponible declarado por el importador G. 268.228.731, lo que equivale a un precio promedio de G. 670.571 por cada cama. La firma Insumos Médicos SA, que despachó estas camas, ofertó 50 al Ministerio de Salud a un precio unitario de G. 4.250.000, que totaliza la suma de G. 212.500.000.

La citada firma trajo cuatro diferentes modelos de cama cuyos precios van desde G. 623.000 hasta G. 733.000. Vale señalar que para hallar el precio unitario se tuvo en cuenta el valor imponible que utilizó Aduanas para determinar el impuesto a ser abonado.

La diferencia entre el precio que salió al importador cada cama y al que vendió a Salud es abultada. La cartera sanitaria compró a G. 3.579.429 más caro cada cama, que multiplicado por las 50 unidades da una utilidad total de G. 178.971.450 al proveedor.

Intentamos obtener la versión del Ministerio de Salud, pero sus autoridades se llamaron a silencio. Ni el director de Gestión de Insumos Estratégicos, Nery Rodríguez, quien firmó los contratos, ni el viceministro Julio Rolón respondieron las consultas sobre los escandalosos precios.

Enviarán comunicado

El abogado de la firma, José Fernández, refirió que la empresa Insumos Médicos SA estaba trabajando en un comunicado institucional para aclarar sobre las publicaciones referentes a los sobreprecios denunciados. Sin embargo, al cierre de nuestra edición de ayer no remitieron ninguna versión oficial.

CONSIGNAN MISMA OFICINA

En el portal de la DNCP, las firmas Insumos Médicos SA y Eurotec SA, representadas por los hermanos Ferreira, fijan oficina comercial en una misma dirección, hasta tienen mismo número de teléfono. Ambas empresas fijan dirección comercial en José Falcón 9.557 entre Cruzada de la Amistad y 2 de Mayo.

GANANCIA DE G. 17.733 MILLONES CON TRAJES DE PROTECCIÓN

El Ministerio de Salud también adquirió “trajes de protección para riesgo biológico” a precio unitario que no se compadece con su valor de importación.

En el documento de despacho de importación, al que accedió La Nación, la firma Insumos Médicos SA declaró el valor imponible de G. 2.935.667.255, para una cantidad total de 45.050 trajes de protección, lo que equivale a un promedio de G. 65.164 por cada traje.

Ambas empresas, Insumos Médicos SA y Eurotec SA ofertaron cada una, 80.000 trajes a un precio de G. 176.000, evidenciándose un margen de 170%; es decir, G. 110.836 por cada traje. Suma que multiplicada por las 160.000 unidades da una rentabilidad de G. 17.733.760.000. HOY

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias