Conectate con nosotros

Notas

El éxito nunca fue ni será de uno solo, es la suma de muchas manos”

Publicado

en

El desafío que implica estar en el mundo de los negocios motivó a Luigi Picollo, vicepresidente del Villamorra Shopping y presidente de Helitáctica, la única empresa de helicópteros del Paraguay, a volcarse al sector empresarial. El empresario cuenta con títulos en Ingeniería Industrial Mecánica, es además piloto e instructor de helicópteros, máster del IBMEC y piloto comercial de aviones.

Picollo afirma que el propietario de una empresa debe tener varias cualidades, como ser simultáneamente un arriesgado financista, inventor de procesos y un abogado sin título. “Para sobrellevar una compañía se debe crear un ambiente en donde todas las personas que componen la empresa se sientan verdaderamente comprometidas”, afirma el ejecutivo.

-¿Qué lo motivó a ingresar al mundo empresarial?
-Me motivó el amplio desafío que implica ser empresario, porque se exige la aplicación inmediata y casi improvisada, de todo tipo de capacidades simultáneas que hay que desarrollar frente a situaciones imprevistas.

El empresario debe de ser simultáneamente un arriesgado financista, estratega en futurología, inventor de procesos, bombero de crisis, científico en todo lo que haga la empresa, defenderse como abogado sin tener un título, ser psicólogo del cliente, etcétera. El empresario es aquel autoinstruido que aprende un libro teniendo tiempo para solamente leer el índice.

-¿Cuál es la receta para llegar a alcanzar el éxito?
-Mantener una amplia formación generalista y visión del horizonte, y a su vez detectar los pocos procesos verdaderamente críticos donde se necesita ser especialista y allí zambullirse, aprendiendo en tanto y en cuanto el más experto de nuestros colaboradores. Acostumbrarse a que nunca vamos a estar absolutamente seguros de lo que va a pasar, pero aun así apretar el acelerador hasta el fondo.

-¿Cuál es la clave para sobrellevar una empresa?
-Crear un ambiente en que todas las personas que componen la empresa se sientan verdaderamente comprometidas. Que se entienda que el salario de uno depende de que el otro haga bien su parte. El reconocer, aceptar y sentir la responsabilidad de la interdependencia. En una empresa todos somos uno.

-¿Qué mensaje transmite a los demás al tener en cuenta la experiencia de éxito?
-El éxito nunca fue ni será solo tuyo. Muchas personas te acompañaron y llevaron a este lugar. El éxito es la suma de muchas manos.

-¿Qué concepto tiene acerca del éxito?
-El éxito es cuando la oportunidad encuentra a la capacidad. Tenemos control de construir nuestra capacidad al decidir estudiar, entrenar, buscar exponernos a oportunidades de desarrollo, aprender idiomas. Pero la oportunidad no la controlamos, pues es más dependiente de factores externos, circunstanciales y suerte. Entonces cuando el tren de la oportunidad se detiene frente a nosotros, debemos estar vestidos y listos para subirnos a él inmediatamente, porque el tren no espera.

-¿Cómo se puede contribuir al desarrollo y crecimiento de la economía desde su cargo?
-Pudiendo crear puestos de trabajo, y a su vez promoviendo la capacitación de las personas que ocupan esos puestos. La verdadera remuneración de una persona que trabaja conmigo es que cada día que pasa trabajando en la empresa contribuya para convertirse en un mejor profesional, más capacitado, más seguro de sí mismo y más valioso. La empresa es responsable de completar la formación de las personas, es la segunda universidad. Eso es responsabilidad empresarial en la realidad.
Nuestro país tiene una enorme falta de talentos y es lo que realmente hoy está frenando nuestro desarrollo.

-¿Cómo ve el desarrollo empresarial del país?
-Veo que Paraguay está siendo impactado por un silencioso pero contundente tsunami de inversiones externas. La geografía empresarial ya está cambiando, los grupos económicos extranjeros están desembarcando alterando el letárgico y hasta prehistórico equilibrio en muchos sectores. El desafío está en que la multiplicación de la oferta no sobrepase a la limitada demanda de cada segmento de nuestro pequeño mercado.

Las empresas, que en su mayoría son familiares, van a tener que encontrar una fórmula para incorporar capital adicional de un agente que no es parte de la familia. Esto implicará aprender a compartir el control, profesionalizar su administración, implementar conceptos de gobernanza corporativa, informatizar la información gerencial, y a veces separar a algunos parientes que no dan la talla.

-¿Cómo califica el manejo empresarial dentro de Paraguay?
-Siento que las importantes informaciones del mercado no se comparten. El país más rico del mundo, EEUU, publica estadistas en todo, la información está organizada y es de libre acceso. Mientras que en Paraguay los empresarios son muy reservados en la información. La consecuencia es que se cometen errores de sobreinversión en sectores que ya no lo necesitan, alterándose el ecosistema en detrimento de los mismos discretos empresarios. Si hubiese información disponible, el inversionista podría reconocer cuando los márgenes en un sector ya han llegado a niveles normales, decidiría que no hay oportunidades en ese sector y no crearía una sobreoferta en el mismo.

-¿Cuál es el mensaje que desea transmitir a los demás?
-El mundo que está entrando en una fase de ajuste de realidad, donde lo superfluo y los excesos van a disminuir, consecuentemente el camino es ser eficientes, realistas y hacer más con menos. La fórmula exitosa está en ofrecer los productos y servicios que faltan a un precio medio, accesible a la gran mayoría.LA NACION
FOTO: LUIGI PICOLLO, VICEPRESIDENTE DEL VILLAMORRA SHOPPING
Eugenio Aranda
[email protected]

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias