Conectate con nosotros

Notas

Empresa social apuesta por el desarrollo de Villeta y el país, generando valor agregado a la comunidad

Publicado

en

La empresa social Las Tacuaras, desde hace 22 años apuesta al desarrollo tanto de la comunidad donde se asentó, en Villeta, así como del país, por la cantidad de mano de obra que ocupa a través de sus distintas unidades de negocios y las acciones para el beneficio de los pobladores.

Desde la Unión Industrial Paraguaya (UIP) organizaron un recorrido por las instalaciones de la empresa, para conocer de cerca el trabajo que vienen realizando los Koo, propietarios de lo que hoy es la empresa instalada en unas 125 hectáreas, que constan de hasta 13 hectáreas de bosques certificados, y del crecimiento que representa la zona industrial de Villeta.

El complejo Las Tacuaras opera en 125 hectáreas, de las cuales 13 son bosques certificados. Foto:  Archivo.
El complejo Las Tacuaras opera en 125 hectáreas, de las cuales 13 son bosques certificados. Foto: Archivo.

Al respecto, el director general de la compañía, Gustavo Koo, mencionó la trayectoria de la empresa que está por cumplir los 50 años, fundada por su padre y la planta avícola como tal que comenzó a construirse en 1997, logrando pasar de tener 100 mil aves a 1.000.000 de aves, con una inversión estimada de unos US$ 30 millones en todo el proceso industrial.

“Como empresa siempre estamos buscando crecer, y nosotros decimos que del ADN de la empresa es parte la innovación, y el Grupo Las Tacuaras está compuesto por cinco unidades de negocios, que además de complejo avícola nos involucramos en el desarrollo de fertilizantes, otro en el rubro inmobiliario y una unidad ganadera en el Chaco”, expresó Koo.

Gustavo Koo. Foto: Archivo.
Gustavo Koo. Foto: Archivo.

Unidades de negocios

La empresa, más conocida por su unidad de negocios de huevos, bajo la línea Nutrihuevos, produce unas 70.000 docenas por día, en una planta automatizada bajo altos estándares de calidad.

Para la producción de huevos, la empresa cuenta con su propia granja avícola, actividad inicial fundada por el padre de los hermanos Koo en 1970, para la cría, recría y engorde de aves ponedoras, que son importadas desde Brasil con un día de nacidos, en promedio unas 700 a 800 mil pollitas al año.

La empresa se caracteriza y apunta a la constante innovación, como lo señaló el directivo, buscando el crecimiento continuo y no parar cuando se alcance una meta, por lo que también aprovechan los huevos picados que no pueden salir a la venta para procesarlos como producto líquido que son destinados a los restaurantes y hoteles.

A la vez, la firma cuenta con una planta de cartones, para elaborar sus propios empaques que tiene como materia prima a papeles reciclados que adquieren de personas dedicadas a esta actividad desde el 2010.

La planta de cartones produce hasta 5.000 bandejas por hora para abastecerse, y también comercializan un 30% del producto. Foto: Gentileza.
La planta de cartones produce hasta 5.000 bandejas por hora para abastecerse, y también comercializan un 30% del producto. Foto: Gentileza.

Ya en el 2019, ampliaron la planta para en la actualidad producir hasta 5.000 bandejas por hora para abastecerse, y también comercializan un 30% de este producto.

Las Tacuaras también fabrica sus propios balanceados, utilizando materia prima local como el maíz en mayor proporción y la soja, que son almacenados en los 10 silos con que cuentan, con capacidad de 2.000 toneladas.

Y para cerrar la cadena de valor de todo el proceso de producción, en conjunto con la firma Organitec, elaboran también fertilizantes a base de la gallinaza, el excremento o estiércol de las gallinas de la granja, en una planta cercana al complejo avícola, donde convierten el desecho en un nuevo producto, aplicando la economía circular.

Acciones de RSE

La empresa encara diversas acciones de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), tanto para con sus casi 400 colaboradores como para la comunidad, ya que cuentan con un plan anual enmarcado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, con metas e indicadores para el efecto.

Operan con el sistema de microfranquicias beneficiando a personas en situaciones más vulnerables, de modo a que puedan dedicarse a la comercialización de huevos accediendo a precios mayoristas.

Hasta el momento operan con 48 microfranquicias, pero el objetivo más próximo es llegar a 60, para lo cual están en tratativas para trabajar de forma conjunta con el Denide y con la Fundación Saraki.

Así también, aplican el Semáforo de Eliminación de la Pobreza a sus colaboradores mejorando la calidad de vida de estos, y trabajan con el proyecto Hambre Cero, abasteciendo a comedores comunitarios con el alimento del huevo entre otras acciones más. LA NACION

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias