Conectate con nosotros

Notas

Gobierno prepara nuevo decreto y sigue apelando a la conciencia ciudadana para frenar contagios

Publicado

en

Asunción, Paraguay, Agencia IP.- El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, adelantó que el Ejecutivo trabaja en un nuevo decreto que se daría a conocer el fin de semana, sin cambios muy significativos. «No cuesta nada usar las mascarillas y mantener los cuidados», recordó apelando a la conciencia ciudadana.

Al anunciar la medida, el ministro resaltó que Paraguay es uno de los pocos países de la región que tiene mayor apertura y con todas sus actividades prácticamente activas, por lo que el Gobierno Nacional antes que restringir las actividades económicas sigue apostando a la conciencia ciudadana para frenar el avance del coronavirus.

En la mañana de este miércoles, el ministro de Salud se reunió con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, en Palacio de Gobierno, encuentro del que participaron representantes de varias instituciones con el objetivo de “delinear acciones”.

En la reunión, el ministro de Salud y su equipo de trabajo brindó un informe de la situación epidemiológica y de los hospitales.

“Sobre todo nos hemos enfocado en la operativa de nuestra nueva herramienta que tenemos que es la ley de uso obligatorio de mascarillas, pensamos que tiene y puede tener un impacto aún mayor para poder un cambio en los indicadores que tenemos actualmente”, informó Mazzoleni luego de la reunión.

El ministro reconoció que la situación epidemiológica en Paraguay es muy preocupante actualmente y ello se refleja en los servicios de salud que están “sumamente exigidos”.

Ante eso, se apunta a un trabajo en conjunto del Estado para poder implementar dicha operativa sobre el uso obligatorio de mascarillas y otras recomendaciones sanitarias. “No cuesta nada usar las mascarillas y continuar con las medidas sanitarias”, afirmó.

Nuevo decreto no implicará grandes cambios

Mazzoleni adelantó que no habrá mayores cambios respecto al decreto que rige hasta el 10 de enero, por lo que el Gobierno sigue apostando a la conciencia ciudadana como principal herramienta de lucha contra el virus.

“No pretendemos un retroceso importante pero si queremos decir a la ciudadanía que las medidas que tenemos en este momento son las mínimas posibles, Paraguay es uno de los pocos países que tiene mayor apertura y de todas sus actividades prácticamente activas, pero que lo debemos de cuidar porque esperamos un enero sumamente duro”, expresó.

El ministro recordó que la gente puede desarrollar sus actividades con relativa normalidad pero sin dejar de lado el uso de mascarillas, que reduce en un 50 por ciento el riesgo de contagio.

“Tengo que reunirme todavía con el equipo para hacer los últimos ajustes, no serán cosas muy significativas pero si en base del informe que voy a recibir de la semana que ha culminado, donde tenemos una visión territorial de varios departamentos, entonces se pueden dar algunas medidas distintas”, remarcó.

Sobre el punto, mencionó que la mayor cantidad de contagios siguen concentrándose en Asunción, así como en las localidades del departamento Central. Adelantó que hay un “toque de alerta” para el departamento de Caaguazú, donde también se tienen aumento de infectados.

Diálogo con autoridades locales y contexto regional

En otro momento, habló de la necesidad de reforzar las conversaciones con las autoridades municipales, ya que son los más interesados en mantener la dinámica económica y además son aliados claves para el cumplimiento de los protocolos.

Al ministro también le preocupa el escenario que se vive en varios países vecinos, como Argentina, Uruguay y Brasil, donde se registran aumento significativo de infectados. Recordó que el coronavirus es un problema de todos, siendo las Américas la región que concentra la mayor cantidad de casos y de fallecidos.

“Es muy importante mantener la prudencia y sobre todo mantener los cuidados que son necesarios”, ratificó.

El secretario de Estado enfatizó que la situación país está bastante comprometida y pidió que la gente cumpla con su parte, así como lo viene haciendo el personal de blanco, que según dijo está “haciendo un gran sacrificio”.

“Si bien el sistema todavía tiene camas a nivel país, las zonas más afectadas que son Asunción y Central, incluso Alto Paraná, queremos expresar eso y recordar a la ciudadanía que no es solamente covid-19, el 40 por ciento de las internaciones es por coronavirus y el 60 por ciento por todo lo demás, es una situación dramática”, añadió.

El alto funcionario estatal señaló que la pandemia del coronavirus es un problema de todos los paraguayos, no solo del Gobierno. Sostuvo que la única forma de minimizar el impacto de la enfermedad es a través del trabajo combinado entre todos los sectores.

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias