Conectate con nosotros

Notas

Investigadores buscan desarrollar medicamentos de bajo costo para tratar la enfermedad de Chagas

Publicado

en

Asunción, Agencia IP.- Investigadores del Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional de Asunción (IICS – UNA) identificaron un medicamento efectivo y de bajo costo para el tratamiento de la enfermedad de Chagas.

El proyecto encabezado por la investigadora y bióloga Gloria Yaluff recibió 168.525.000 guaraníes por parte del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) a través del Programa Prociencia con apoyo del FEEI.

De los diecinueve nuevos compuestos sintetizados y caracterizados, seis de ellos demostraron actividad antiparasitaria. Yaluff explicó que el perfil toxicológico fue similar a los medicamentos de referencia, o incluso mejor que ellos. “Mostró un buen índice de selectividad y parámetros farmacocinéticos prometedores, ya que se predice una buena absorción y distribución in vivo. Estos compuestos pueden administrarse por vía oral y tienen una producción sencilla y de bajo costo, las cuales son características importantes deseables para medicamentos desarrollados para el control de enfermedades desatendidas”, resaltó la profesional.

Además, los compuestos pueden utilizarse contra otros parásitos de importancia en salud humana y animal como Leishmania y Tripanosoma brucei. Estudios realizados de combinaciones de estos compuestos con el benznidazol demostraron efecto sinérgico que podrían ser de utilidad para el uso de menores dosis de los medicamentos habilitados actualmente, y por ende disminuir los problemas de toxicidad inespecífica que estos tienen.

Los investigadores explicaron que encontrar un medicamento que sea de bajo costo y no tóxico sería un logro interesante para la población humana, especialmente en América Latina ya que es considerada como “enfermedad de la pobreza”, pues ataca a la población más vulnerable de bajos recursos y los fármacos actualmente disponibles presentan efectos secundarios debido a su toxicidad. Además, el acceso a los mismos es limitado y depende de la fabricación en solo tres lugares en todo el mundo.

Las pruebas se realizaron en ratones portadores de la enfermedad, así como también se llevaron a cabo estudios toxicológicos en animales sanos, con éxito, informó el Conacyt.

Foto: Conacyt

Desde hace 15 años, el grupo de investigadores del Departamento de Medicina Tropical del IICS – UNA trabaja con investigadores de la Universidad de la República de Uruguay con quienes se desarrollan trabajos de investigación en cooperación, con la finalidad de encontrar moléculas con potencialidad a ser fármacos de bajo costo contra esta enfermedad.

El Departamento de Medicina Tropical también ha desarrollado otros proyectos en la línea de investigación de evaluación de compuestos provenientes de extractos de plantas paraguayas, financiados por Conacyt, en cooperación con otras facultades de la UNA y de otras Instituciones de Investigación como Instituto de Investigación para el desarrollo (IRD) de Francia.

Sobre la enfermedad de Chagas

Es causada por una infección del parásito Trypanosoma cruzi, que se transmite principalmente por el contacto con la materia fecal del insecto vector infectado, que es conocido popularmente como vinchuca o chichã guasu.

La enfermedad de Chagas tiene dos fases, que son la aguda y la crónica, las manifestaciones dependen del cuadro clínico en el que se encuentre. Inicialmente, la fase aguda dura uno a dos meses después de contraerse la infección. Durante esa fase circulan por el torrente sanguíneo una gran cantidad de parásitos, pero en la mayoría de los casos no hay síntomas o estos son leves y no específicos. Los signos y síntomas en la fase aguda pueden estar ausentes o presentar signos de roncha o papula en la piel (chagoma de inoculación), como también edema palpebral (llamado signo de Romaña), fiebre, dolor de cabeza, náuseas diarrea.

Durante la fase crónica, los parásitos permanecen ocultos principalmente en el músculo cardíaco y digestivo. Según la OMS hasta un 30% de los pacientes sufren trastornos cardíacos y hasta un 10% presentan alteraciones digestivas (típicamente, agrandamiento del esófago o del colon), neurológicas o mixtas. Con el paso de los años, la infección puede causar muerte súbita por arritmias cardíacas o insuficiencia cardíaca progresiva como consecuencia de la destrucción del músculo cardíaco y sus inervaciones.

El grupo de investigadores que participó del proyecto está compuesto por Gloria Yaluff, Ninfa Vera, Nilda Portillo, Elva Serna, Susana Torres, Fátima Benítez, Roció Riveros, Elena Aguilera y Dr. Guzmán Álvarez, (Uruguay).

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Tendencias