Conectate con nosotros

Notas

La primera usina térmica del Paraguay es declarada como Bien de Valor Patrimonial

Publicado

en

La Administración Nacional de Electricidad ha recibido una importante noticia, que guarda relación con su acervo cultural y parte de su historia, a través de la Secretaría Nacional de Cultura, que resolución ministerial mediante, declaró a la Ex Usina Térmica de la ANDE y su entorno, como Bien de Valor Patrimonial Cultural.

La primera central eléctrica de Paraguay, instalada en 1913, es ahora un Museo de Electricidad, que busca retratar el avance tecnológico en generación de energía antes de la llegada de las hidroeléctricas, cuando la leña y el fuel oil eran los encargados de iluminar la ciudad y mover sus tranvías.

Primera Central Térmica de Combustión – Un poco de historia
Fue el ingeniero italiano Juan Carosio, quien vio una oportunidad de negocios en Paraguay, el que obtuvo la primera concesión para producir energía mediante el vapor de agua, que era calentada gracias a la leña que llegaba en barcos desde el Chaco paraguayo, hasta la central instalada junto al río Paraguay, en el barrio Sajonia de Asunción. En 1919, se conforma la Compañía Americana de Luz y Tracción (CALT), la antecesora de la actual Administración Nacional de Electricidad, creada el 12 de agosto de 1964 a través de la Ley N° 966 de la Honorable Cámara de Representantes, como ente autárquico y establece su Carta Orgánica.

En el mes de diciembre de 1921 en la ciudad de Asunción existían 2.820 usuarios de alumbrado privado y 219 usuarios de fuerza motriz. La venta de energía del citado mes fue de 24.970 KWh para alumbrado público, 55.322 KWh para alumbrado privado y 19.964 KWh para fuerza motriz.

El conjunto de la Usina Térmica de la Ande es un testigo del patrimonio industrial y de la evolución de los sistemas de producción de energía, constituyéndose así en un importante sitio histórico de Asunción. Esta central térmica utilizaba el agua del río Paraguay y tras un tratamiento físico era incorporada al sistema de calderas de alta presión, capaz de producir vapor suficiente para mover turbinas acopladas a un generador y producir electricidad, lo cual, legó un sistema de cañerías, tomas de agua y espacios técnicos que persisten hasta el día de hoy.

Al momento de su clausura, la Usina de Sajonia proveía de electricidad a Asunción, Lambaré y un pequeño sector de Luque, con una capacidad de 34.000 KW.

Las edificaciones de la ex usina de la ANDE contempla dos edificios a ser conservados, el edificio de Sala de Bombas, de valor histórico arquitectónico y ejemplo de patrimonio industrial, con edificio anexo, sistemas de tuberías y 2 tomas de agua desde el río; Sala de Calderas y Sala de Turbinas, Sala de Calderas de Baja Presión a leña, sector de Tratamiento de agua, Sector de Bombas de Alta Presión, sector de Servicios Auxiliares, donde está ubicada la chimenea de ladrillos con molduras, sector de Calderas de Baja Presión a fuel oil, sector de Calderas de Alta Presión a fuel oil y el sector de Generadores, donde están las turbinas con sus salas de comando y distribución.

Dentro del complejo industrial de la Ex Usina Térmica, declarada de valor histórico patrimonial, se encuentra además una grúa de 50 toneladas y dos tanques de Fuel Oil, que deber ser conservados como parte del Conjunto Histórico Patrimonial Industrial.

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias