Conectate con nosotros

Notas

La violencia es una enfermedad social que requiere una política de Estado

Publicado

en

IP.- Pablo Lemir, médico forense y Mirta Mendoza, directora de salud mental del Ministerio de Salud, de visita a los estudios de Paraguay TV, aclararon que la violencia no tiene origen en trastornos mentales, “es independiente a ello”. Destacaron, como estos hechos afectan a la sociedad que se vuelve cada vez más agresiva.

Para la doctora Mendoza del Ministerio de Salud, vivimos una época donde cada vez más surge la intolerancia, se dan con mucho auge las conductas agresivas. “Si decimos que estamos enfermos como sociedad, tenemos que pensar en quien o que nos enferma, hay una situación que nos está enfermando, tenemos que buscar cuáles son esas situaciones, ya que no debe ser solo un hecho, es multicausal” afirmó.

Destaca que para encontrar las soluciones, se deben analizar las situaciones. Al ser una problemática compleja necesariamente las soluciones tendrán sus complejidades.

De todos modos, Mendoza aclaró que se debe separar una cosa de otra, “porque se puede dar una estigmatización sobre personas que tiene trastornos mentales, se puede hacer un falso paralelismo, de que el trastorno mental es igual a agresividad y eso no es así”.

Ahora, muchos de los que cometen hechos delincuenciales, son conscientes de lo que hacen y saben que está mal, “estos tienen otras dificultades que a pesar que saben lo siguen haciendo”, refirió.

Lemir, profundizó aún más estas situaciones y vuelve a recalcar que la enfermedad mental no es sinónimo violencia y que toda esta se origina por un problema mental, “esto no es así, por ahí no va la cosa”

Señaló que se trata de una “sociedad enferma” y es el término adecuado porque, “la violencia es una enfermedad social “donde ciertamente puede haber trastornos mentales, adicciones involucradas, varios factores.

Dijo que para abordarlo, se debe encarar desde distintos ámbitos, desde distintas instituciones involucradas y al ser de distintos ámbitos, la sociedad debe estar involucrada, la familia, las iglesias, la prensa, entre otras, expresó.

“La prensa también debe involucrarse en como emite el mensaje” menciona Lemir y aclara que, “no es no hablar del tema, sino como hablo del tema para disminuir esa posibilidad de replicación y multiplicación de los hechos”.

Sobre el punto señaló que se debe mirar no solo desde el Ministerio de Salud sino desde otros organismos como el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) y otras instituciones.

La doctora Mendoza señaló que “es un factor cultural de comportamiento y eso no tiene que ver con una enfermedad sino como fuimos construidos o como nos educaron de una u otra manera, si a mí me enseñaron que no tengo que respetarle a la gente, entonces voy a ser un irrespetuoso, por decir un ejemplo”.

Explicó que se debe trabajar desde hoy para que los efectos se tengan en 10, 15 o 20 años, sino nunca se verán, al tiempo de resaltar que el temor hace que seamos más violentos, porque con temor no se puede pensar, se responde de una manera agresiva.

Para Lemir, el tema pasa por los valores que se inculcan hoy a los hijos, ya que se está fallando y se “falla grave” en la educación a los hijos al no ponerse límites. Explicó que debe ahora “deconstruirse”, “desarmar” esta construcción realizada.

Política de estado

Por su parte, Lemir señaló que se debería de enfrentar estos hechos dentro de una política de Estado, que luche contra la violencia y busque la sanación del tejido social. “Delineamientos y ejes estratégicos que deben ser transversales, para las instituciones del estado y trascienden los gobiernos, un proyecto a largo plazo”, añadió.

Finalmente, la experta en temas de salud mental del Ministerio, sostuvo que estos temas se deben hablar, no en un ámbito sensacionalista, sino que incluso hasta en las familias se debe de instalar el debate.

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias