Conectate con nosotros

Notas

Moody’s recorta proyección de Paraguay de 3,5% a 0,7%

Publicado

en

Además de las pérdidas de producción esperadas por la estrategia de contención pandémica, se prevé que los factores externos disminuyan el crecimiento del PIB de Paraguay en el 2020 a 0,7%, por debajo del pronóstico de noviembre de un crecimiento de 3,5% este año, señala Moody’s Investors Service en su reporte.

“Esperamos que el socio comercial más importante de Paraguay, Brasil, que compra casi el 33% de las exportaciones paraguayas y se atribuye a alrededor del 7% del PIB, tenga una recesión, con la economía contrayéndose un 1,6% en el 2020”, agrega.

El paquete de estímulo de Paraguay mitigará el impacto económico del coronavirus, pero a un alto costo fiscal. El 27 de marzo, el presidente Mario Abdo Benítez de Paraguay (estable Ba1) firmó una legislación para declarar el estado de emergencia debido a la pandemia del nuevo coronavirus. La legislación incluye disposiciones para cubrir los costos de las operaciones gubernamentales durante un estado de emergencia de tres meses y crea un Fondo de Emergencia de Atención Médica para comprar bienes, contratar servicios y construir obras públicas a través de un proceso simplificado de adquisición directa, especifica el reporte.

La respuesta política del Gobierno mitigará los efectos de la recesión económica relacionada con el coronavirus, pero a un costo fiscal para el soberano, aumentando la deuda del Gobierno en alrededor del 3% del PIB. La pandemia de este año sigue a una grave sequía el año pasado, que dará como resultado el segundo año consecutivo de crecimiento por debajo del promedio del país, menciona la calificadora.

Paraguay restringió los vuelos desde países con brotes significativos de coronavirus y cerró la mayoría de los puntos de entrada a lo largo de su frontera con Argentina (revisión de Caa2 para rebaja) y toda su frontera con Brasil (estable Ba2) el 18 de marzo. El 20 de marzo, el Gobierno puso en marcha medidas nacionales de cuarentena hasta el 12 de abril, con algunas excepciones para trabajadores esenciales. Aún así, a partir del 27 de marzo, el país tenía 52 casos confirmados de coronavirus y tres muertes. Las autoridades paraguayas estiman los gastos en salud relacionados con el coronavirus en US$ 500 millones (1,3% del PIB).

La legislación aprobada aumentará la asignación presupuestaria para el Ministerio de Salud Pública y autoriza el desembolso de los pagos de bonificaciones a los trabajadores de la salud que luchan directamente contra la pandemia.

Un fondo social de US$ 300 millones (0,8% del PIB) proporcionará pagos a los trabajadores que han perdido sus ingresos debido a las medidas de contención de la pandemia. Y desde la cartera económica se transferirá US$ 100 millones (0,3% del PIB) al Instituto de Previsión Social para cubrir el costo de la licencia por enfermedad remunerada para los trabajadores directamente afectados por la pandemia.

La ley asigna US$ 18,3 millones a la empresa de servicios públicos de agua, Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap), para fortalecer el sistema de agua y saneamiento. Durante tres meses, Essap diferirá hasta el 100% de las tarifas para las pequeñas y medianas empresas (pymes). Del mismo modo, la legislación permite a la empresa nacional de electricidad, Administración Nacional de Electricidad (Ande), eximir los pagos de clientes con un consumo mensual de energía de 500 kilovatios.

Dadas las condiciones económicas, el Presupuesto 2020 estará exento del límite de déficit fiscal del 1,5% del PIB en años normales y del 3% en años de bajo crecimiento, que entró en vigencia con la Ley de Responsabilidad Fiscal en el 2016. En el 2019, el Congreso permitió un límite de déficit fiscal del 3% en medio de un crecimiento inferior al promedio del 0,2%, lo que resulta en un déficit fiscal de alrededor del 2,9% del PIB. Esperamos que el déficit fiscal del 2020 sea más de 4% del PIB como resultado del gasto anticíclico, menciona Moody’s.

“Esperamos que los préstamos este año aumenten la carga de la deuda soberana a más del 27% del PIB a fin de año, frente al 24% en el 2019”, enfatiza. LA NACION

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias