Conectate con nosotros

Notas

Recomiendan mascarilla quirúrgica o N95 ante elevado contagio de COVID

Publicado

en

El Ministerio de Salud desaconseja el uso del tapabocas de tela y aquellas con válvula. En tal sentido, para lograr un alto nivel de protección frente al COVID y su última variante, recomienda la mascarilla quirúrgica o la N95 para el personal de salud y la población en general.

La Dirección de Vigilancia de Enfermedades Transmisibles, Vigilancia y Control de Infecciones Hospitalarias y la Sociedad Paraguaya de Infectología recomiendan el uso de mascarilla quirúrgica para la población y la N95 para el personal de salud, a los efectos de mitigar la explosión de contagios, teniendo en cuenta que son las que otorgan mayor protección, incluso ante la variante Ómicron.

En ese sentido, desaconsejan el uso de mascarillas de tela y aquellas con válvulas, ya que la primera ofrece un bajo nivel de protección. Mientras que con válvula, aunque puede proteger al que lo usa, no protege al entorno debido a su ventilador unidireccional que permite que el aire se exhale resultando en la expulsión de gotitas respiratorias que pueden llegar a otras personas y de esta manera transmitir el virus de COVID-19.

La variante Ómicron es mucho más transmisible que las otras variantes, incluso la Delta. Ómicron muestra un aumento de 13 veces en la infectividad viral y es 2,8 veces más infeccioso que la variante Delta.

Andar sin mascarilla es un riesgo ante la alta circulación comunitaria del SARS-CoV2. La mascarilla es la barrera de defensa contra la COVID-19 y sus diversas variantes; nos protege de adquirir el virus y de contagiar a los demás en caso de estar infectados.

Para lograr la protección adecuada, es importante colocar la mascarilla de manera correcta, que cubra por encima de la nariz hasta por debajo del mentón.

Además del uso correcto y sostenido de mascarilla es importante estar vacunado y seguir con las demás medidas de protección y prevención: ventilación cruzada de ambientes cerrados (aún con el acondicionador de aire encendido), distancia física, lavado correcto y frecuente de manos, claves para frenar la transmisión del virus pandémico.

Al utilizar la mascarilla:

Asegúrese que esté bien sujeta a su rostro, para contar con una alta protección frente al COVID-19.

No toque la parte frontal, si lo ha hecho, lávese las manos de inmediato.

Al quitarse la mascarilla, colóquela en una bolsa de plástico y luego deséchela en el basurero. Posteriormente lávese correctamente las manos.

Si su mascarilla se ha humedecido, cámbiela. Se aconseja cambiar la mascarilla cada 4 a 6 horas o hasta que esta se humedezca.

Recomendaciones para personal de salud

La OMS recomienda el uso de respiradores y mascarillas:

Los trabajadores de la salud deben usar un respirador (FFP2, FFP3, N95) aprobado por NIOSH, o un respirador certificado equivalente o de nivel superior, o una mascarilla médica junto con otro equipo de protección personal (PPE) en salas donde haya un paciente con COVID-19 sospechado o confirmado.

Los respiradores deben usarse en entornos de atención donde se sabe que la ventilación es deficiente.

Siempre debe asegurarse el ajuste apropiado de la mascarilla (para los respiradores mediante la prueba de ajuste inicial y la verificación del sello y para las mascarillas médicas mediante métodos para reducir las fugas de aire alrededor de la mascarilla), así como el cumplimiento del uso apropiado de EPP y otras precauciones. Por consiguiente, en áreas donde no se garantice la buena ventilación, buena cohorte y en áreas donde se generan aerosoles se deberá utilizar el respirador FFP2, FFP3, N95. HOY

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Tendencias