Conectate con nosotros

Notas

Un Héroe Paraguayo de la Guerra del Chaco y de la Segunda Guerra Mundial..

Publicado

en

CAPELLÁN PADRE JOSÉ DOMINGO MOLAS:
Nació en San Estanislao (Santaní), en el año 1901.
Hizo sus estudios en Turín y juntamente con el Padre Juan Casanello, recibió la ordenación sacerdotal de manos del Cardenal Gamba, Arzobispo de aquella ciudad en el año 1926. Ambos sacerdotes se doctoraron en Sagrada Teología y entre centenares de alumnos, pertenecientes a 25 países del mundo, salieron primer y segundo respectivamente. Los padres Molas y Casanello obtuvieron las más altas calificaciones que desde 25 años atrás, nadie había merecido en aquella Facultad de Turín.
De vuelta a la Patria, el Padre José Domingo Molas fue Prefecto en el Colegio Monseñor Lasagna y luego Director de la Escuela Agrícola de Ypacaraí. De allí se marchó al campo de operaciones en el Chaco.
EN LA GUERRA DEL CHACO:
El padre José Domingo Molas, partió al teatro de operaciones del Chaco en 1932, pero sólo como portador de una buena cantidad de regalos enviados a los combatientes, con motivo de la fiesta de Navidad de 1932, por las generosas damas de María Auxiliadora.
Posteriormente volvió al Chaco y ésta vez como Capellán Militar del Ejército Paraguayo.
«Capiirendá», «Machareti», «Ybybobó», «Villa Montes» y otros varios históricos lugares conocieron el arrojo del Padre Molas. Se lo vió constantemente en las últimas avanzadas y haciendo causa común con los soldados paraguayos en medio de los más audaces asaltos. En todo momento se comportó como verdadero sacerdote y un auténtico Héroe.
En Villamontes, después de la batalla, le dio un fuerte surmenage (agotamiento extremo) y fue evacuado. Sus supriores lo enviaron a Montevideo, Uruguay, donde recuperó la salud.
MISIONERO EN LA INDIA Y EN SIAM (TAILANDIA):
Una vez recuperada su Salud, el padre Molas y obtuvo de sus superiores la misión de la India y allá fue el Padre Molas, hacia el Lejano Oriente. Durante varios años estuvo de misionero en el Siam (actual Tailandia). El el año 1936, el Padre José Domingo Molas viaja a Tailandia, donde ejercería como Misionero hasta el año 1938, cuando se trasladaría a Italia.
EL PADRE JOSÉ DOMINGO MOLAS EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
En 1938 viaja a Italia, donde se desempeña como CuraRector en el Santuario de María Auxiliadora en la localidad de Becchi di Castelnuovo d’Asti (hoy Castelnuovo Don Bosco).
En el año 1939, el Padre Molas se encuentra en Italia, en Becchi, la tierra natal de Don Bosco y allí nuevamente le sorprende la guerra. La Segunda Guerra Mundial tomó al Padre José Domingo Molas en Italia y nuevamente por especial designio de la Providencia, le cupo una destacadísima, casi diríase milagrosa actuación. Fue él quien disuadió a los Nazis alemanes para que no masacraran a los de pobladores de Castelnuovo.
Por su heroísmo, las poblaciones cercanas al Colle Don Bosco: Castelnuovo, Buttigliera d’Asti, Chieri le han rendido homenajes diversos al Padre José Domingo Molas, con la presencia de muchos de sus “rescatados”.
Decenas y decenas de partisanos o de soldados fascistas o alemanes ya condenados al fusilamiento, deben la vida a él, que exponía la suya al peligro para ir en auto, en bicicleta, a pie, bajo la continua amenaza de la metralla aérea, a tratar la rendición o el intercambio de prisioneros”.
El Padre Molas estuvo varias veces en inminente peligro de perder la vida, y una vez estuvo a punto de ser ejecutado por los Nazis. Por su valor casi legendario, por su prodigiosa labor de apóstol, mereció numerosas condecoraciones y manifestaciones de gratitud de parte de las autoridades italianas; le quisieron levantar un monumento, pero el Padre Molas, en su humildad, no lo consintió.
DE REGRESO A SUDAMÉRICA:
Finalmente el Padre Molas, vivió en Montevideo, Uruguay, como Profesor del Colegio «Pío IX» de Villa Colón.
Desde los inicios hasta 1964, uno de los rasgos distintivos del Colegio «Pío lX» fue el internado: niños y adolescentes de todo el país venían a estudiar y vivir entre los salesianos. Muchos dejaron huellas profundas: el Padre Juan de Dios Moratorio, director; el Padre Luis Salaberry, con la construcción del monumento a Cristóbal Colón y el tercer piso del Colegio para los ejercicios espirituales; el Padre Luis Marzoratti con su trabajo en el Museo, el Padre José Domingo Molas con su equipo de radio aficionado, el Padre Pablo Pittini dueño de una memoria prodigiosa y un incomparable don de gentes, el Padre Juan Magnabosco con su paternal cercanía, los Padres Eulalio Landa y José Justo Lecaroz con su infatigable tarea educadora.
El Padre Molas hizo programas de radio hasta comienzos de la década de 1980, es decir, hasta poco antes de su fallecimiento en el año 1984.
El Padre José Domingo Molas, legó a sus compatriotas un inspirado libro: “Polvareda de Bronce”, en el que glosa con estilo galano, el heroísmo paraguayo en la Guerra del Chaco.
El Padre Molas se radicó en Uruguay en el año 1951, hasta su muerte el 7 de abril de 1984.
FUENTE BIBLIOGRAFICA: “Capellanes de la Guerra del Chaco”, Padre Silvio Gaona, año 1964, páginas 37 y 38.
RECOPILACION: Gustavo Avalos
EN LA FOTOGRAFIA:
El Padre José Domingo Molas, fotografiado junto a un automóvil en Castelnuovo, Italia, tras finalizar la Segunda Guera Mundial.
El Padre Molas es recordado en Castelnuovo, como uno de los Héroes más destacados de la Segunda Guerra Mundial. Por su heroico desempeño como mediador durante la ocupación del Ejército de la Alemania Nazi, arriesgando su propia vida para salvar miles de vidas de civiles italianos inocentes, el Padre Molas recibió las más altas condecoraciones Italianas a los Héroes de la Segunda Guerra Mundial.

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Tendencias