Conectate con nosotros

Economia

El PGN no está diseñado para un 2016 complicado

Publicado

en

Aunque al entregar el proyecto de PGN 2016 al Congreso, el Ministerio de Hacienda hacía énfasis sobre cómo se priorizarían programas de inversión, la realidad muestra que el valor asignado a gastos de capital en este documento es 8% menor al aprobado para este año.

Mientras tanto el tope para gastos corrientes su­bió 2,3%.

Con eso, el tan ansiado objetivo de mejorar la ca­lidad del gasto parece cada vez más distante.

Analizando está situación por las diferentes entida­des, tanto las del Gobierno central como las descen­tralizadas, se puede ver que la reducción en el gas­to de capital se da en casi todas las instituciones.

Si bien estos nuevos datos podrían reflejar apenas un sinceramiento por parte de las autoridades econó­micas sobre la capacidad de ejecución que tienen las diferentes entidades, la situación no deja de ser preocupante.

Esto debido a que ni si­quiera en un contexto exterior bastante compli­cado para el país, con una economía china que se desacelera y presiona a la baja el valor de los com­modities, se busca frenar el ritmo de las erogaciones corrientes.

Aunque se debe entender que no todo gasto corrien­te es malo (los salarios de los doctores, profesores o el monto destinado al al­muerzo escolar entran en esta categoría), los grandes montos que ya dedica el Gobierno y los despilfarros que se constatan hablan de que hay espacio para una reasignación de los desti­nos que permita mantener el nivel estable y cumplir con las necesidades.

Sin embargo, un movi­miento como ese reque­riría una gran capacidad negociadora, ya que se necesitaría quitar toda la grasa a una maquinaria tan grande como es el Es­tado.

Lastimosamente, el diá­logo y la negociación son cuestiones por las que la administración Cartes no se ha destacado.

IMPORTANCIA

El Estado, a través de los gastos públicos, tiene tal importancia a nivel local que una desviación de las expectativas que se for­maron los agentes sobre su nivel y crecimiento tiende a generar pesimismo y des­confianza, como sienten actualmente referentes del sector empresarial, según la encuesta de la PWC.

Los últimos datos dispo­nibles refuerzan el desta­que que se le da al Gobier­no dentro del panorama económico del país, con un presupuesto de gastos para este año que representa el 44% del PIB (aunque el PGN en Paraguay se caracteri­za por su baja ejecución) y desembolsos que en 2014 llegaron a un valor cercano a la cuarta parte, 24,2%, del consumo total.

Así, al combinarse un magro desempeño en la ejecución del gasto público y unas condiciones exter­nas poco favorables -con commodities a precios in­feriores a años anteriores y debilidad en varios socios comerciales- se termina dando un freno en la acti­vidad económica que llevó al BCP a revisar su estima­ción de crecimiento para este año.5DIAS

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias