Conectate con nosotros

Internacionales

Banco Central brasileño teme a presión inflacionaria por guerra en Ucrania

Publicado

en

El Banco Central brasileño manifestó este martes su preocupación por la presión que la guerra entre Rusia y Ucrania pueda ejercer sobre la inflación, que en 2021 fue la mayor en seis años, y por los «impactos secundarios» de la subida de los precios de las materias primas.


FUENTE: EFE

El ente emisor señaló que las cadenas de producción globales tomaron “un nuevo impulso” con el conflicto y las sanciones internacionales impuestas a Rusia, lo que tendrá “consecuencias a largo plazo y se traducen en presiones inflacionarias más prolongadas”.

“El conflicto en Europa adiciona más incertidumbre y volatilidad” y el ante sus consecuencias sobre la oferta de materias primas “se recomienda que la política monetaria reacciones a los impactos secundarios de ese tipo de choque”, apuntó la autoridad monetaria.

Brasil, uno de los mayores productores mundiales de alimentos, depende de la importación de fertilizantes, principalmente de los países en conflicto, para garantizar su consumo interno y las exportaciones.

El organismo divulgó este martes el acta de la última reunión de su Comité de Política Monetaria (Copom), que elevó la semana pasada por unanimidad la tasa básica de intereses de Brasil en 1,0 punto porcentuales, hasta el 11,75 % anual, su mayor nivel desde abril de 2017 (12,25 %).

La actual política fiscal del país es restrictiva, con las tasas de intereses en su mayor nivel en casi cinco años, en un intento de frenar el aumento de los precios y por eso se espera que en la próxima reunión el Copom ajuste la tasa en un punto porcentual más.

El país, además, celebrará en octubre próximo elecciones presidenciales, legislativas y regionales, en las que tanto el presidente Jair Bolsonaro, como numerosos congresistas, intentarán su reelección, por lo que el Legislativo y el Ejecutivo han elevado significativamente el gasto público.

La economía brasileña se retrajo un 3,9 % en 2020 como consecuencia de la crisis generada por la pandemia del coronavirus y saltó un 4,5 % en 2021 -según las últimas proyecciones- gracias a una recuperación que, por las previsiones, no se mantendrá en 2022.

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Tendencias