Conectate con nosotros

Internacionales

El primer módulo del imán más poderoso del mundo se prepara para iniciar su viaje al corazón del megaproyecto de fusión nuclear ITER

Publicado

en

Cuando esté totalmente ensamblado, el solenoide central producirá un campo magnético 280.000 veces más fuerte que el de la Tierra, capaz de levantar un portaviones de 100.000 toneladas de peso.

La compañía estadounidense General Atomics está ultimando los detalles para el envío a Francia del primer módulo del imán más poderoso del mundo, que alimentará un reactor de fusión nuclear de última generación

Ese imán, conocido como solenoide central, constituirá el corazón del megaproyecto Reactor Experimental Internacional Tokamak (ITER) que se construye cerca del Centro de Estudios Nucleares de Cadarache, en el sur de Francia, detalla el portal Live Science.

El solenoide central se compondrá de seis módulos individuales. Cada uno de ellos es una especie de gran bobina que contiene alrededor de 5,6 kilómetros de cable superconductor de niobio-estaño con cubierta de acero.

La construcción del primer módulo demoró más de cinco años y sus bobinas fueron fabricadas de forma individual, ya que el imán completo sería demasiado grande para transportar de manera segura, aclaró el director de ingeniería y proyectos de General Atomics, John Smith.

La ruta que recorrerán los módulos

El recorrido de ese módulo comenzará por carretera a bordo de un enorme remolque de 24 ejes desde San Diego (California) hasta el puerto de Houston (Texas). Desde allí partirá en barco a principios de julio con destino al Mediterráneo hasta la ciudad francesa de Marsella, a donde llegará a finales de agosto, para luego ser transportado nuevamente por carretera hasta las instalaciones del ITER.

Los cinco módulos restantes, así como una bobina adicional, seguirán la misma ruta una vez que se vayan completando en los próximos años. Cuando el solenoide central esté totalmente ensamblado, tendrá 18 metros de alto por 4,3 de ancho y un peso de 1.000 toneladas. Este gigantesco imán será capaz de producir un campo magnético de 13 teslas, aproximadamente 280.000 veces más fuerte que el campo magnético de la Tierra, lo suficientemente potente como para levantar un portaviones de unas 100.000 toneladas de peso.

El ITER es fruto del trabajo conjunto de los países de la Unión Europea, así como de Rusia, EE.UU., India, China, Corea del Sur y Japón. La puesta en marcha de su reactor termonuclear está programada para el 2025, año en que los científicos esperan obtener el primer plasma. Sin embargo, las reacciones de fusión nuclear a gran escala no tendrán lugar sino hasta el 2035 como muy pronto, señaló Smith.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias