Conectate con nosotros

Notas

Basanomics estima que el PIB crecerá 5% este año y 4% en el 2022

Publicado

en

La exitosa plataforma Basanomics tuvo su edición de cierre de año donde los miembros del directorio del Banco Basa, Carlos Fernández Valdovinos y Santiago Peña, acompañados en esta ocasión de manera especial por Lea Giménez, exministra de Hacienda, destacaron que el Producto Interno Bruto (PIB) de Paraguay podría cerrar este año con un crecimiento en torno al 5%.

Santiago Peña, quien también fue ministro de Hacienda durante el Gobierno de Horacio Cartes, en su resumen manifestó que efectivamente la economía de Paraguay y de la mayoría de los países del mundo tuvo un rebote en este 2021, luego del primer año pandémico.

“Las proyecciones en términos del 2021, mantenemos un crecimiento del PIB en el orden del 5%, inflación de 7,4%, un déficit fiscal objetivo de 3,5%, y un dólar en el orden de los G. 6.850 la unidad. Para el año que viene creemos que el PIB puede crecer un 4%, una inflación de 4,5%, que estaría todavía por encima del objetivo del BCP, esto dependerá de las políticas monetarias que se tomen. El déficit fiscal, creemos que lo ideal será que las recaudaciones mejoren y haya una contención del gasto para que cierre en 2,5%. Para el dólar, esperamos una devaluación de 5%, es un tema para seguir de cerca y su impacto a nivel local, pero llegando a los G. 7.200″, detalló.

No obstante, advirtió que la economía se estancó en los últimos meses. “Desde marzo no se ha movido, se está en un rango estable y eso es una llamada de atención más allá que el año que viene pueda haber un crecimiento económico, pero no vemos un dinamismo y eso de alguna manera es un motivo a tener en cuenta”, aseveró.

El exministro de Hacienda indicó además que la crisis dejó costos. “Es imposible no evaluarlo, obviamente los más importantes son las pérdidas de vidas humanas, cerca de 18.000 personas perdieron la vida dentro de esta pandemia. También hubo un deterioro en el empleo y un aumento de la pobreza”, dijo.

Afirmó que la política pública tiene que encargarse de revertir estos sucesos. “La política económica fue clave, si no se implementaban las herramientas que se utilizaron, el daño iba a ser mayor. Su normalización, que se retrasó un poco, está dejando algunos costos, el más visible es la inflación, que tiene un impacto grande porque afecta proporcionalmente a la gente con menores ingresos”, remarcó.

Reformas urgentes

Peña destacó que el déficit fiscal va retrocediendo, pero precisó que dicha reducción está relacionada al aumento de los ingresos. “Creemos que se debe hacer un trabajo por el lado del gasto público y también vemos una normalización de la política monetaria con un aumento de la tasa de interés, que es el camino a una inflación objetivo del 4%”, agregó.

El especialista añadió que: “Esperamos que lo peor ya haya pasado y si miramos para adelante, la palabra más importante sigue siendo reformas”, mencionó y refirió en ese sentido que Paraguay tiene una lista larguísima de áreas que tienen que ser reformadas, pero que la buena noticia es que todas estas reformas van a ser positivas para el país.

“La vamos a sentir, en el sector privado, los trabajadores públicos, los emprendedores; tenemos que tener la capacidad de entender que no podemos seguir haciendo lo mismo que veníamos haciendo. Hemos sido exitosos en la macroeconomía, hoy tenemos que continuar en la microeconomía y requiere reformas, consentimientos, acuerdos de todos los economistas, empresarios, políticos, sociedad civil, para construir un futuro más próspero”, afirmó. LA NACION

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Tendencias