Conectate con nosotros

Notas

Escándalo en Iglesia: mujer intentó impedir boda de su hijo en Caaguazú

Publicado

en

El casamiento no fue como se planeó. Foto ilustrativa.
El casamiento no fue como se planeó. Foto ilustrativa.

Una verdadero culebrón se registró este fin de semana en una parroquia de la ciudad de Caaguazú, donde una sulfurada mujer -acompañada de otros familiares- intentó impedir el casamiento de su hijo de 32 años. El trasfondo sería un terreno que su finado esposo dejó a su descendiente y no a ella.

Todo fue planeado para que la unión en matrimonio de dos personas fuera como en las películas, pero la trama no sería de color de rosas.

Alegando que su retoño se estaba casando bajo presión y amenaza (sin especificar el motivo exacto), la madre del joven Ángel González (32) irrumpió en la parroquia Inmaculada Concepción de Caaguazú para impedir la boda religiosa del joven con su novia Lilian Aquino (29).

La madre estaba acompañada de la abuela, el abuelo, una hermana y otros familiares del novio. Todos llegaron en la noche del sábado pasado a la iglesia de manera imprevista y ocasionando disturbios, de acuerdo con el reporte dado por el comisario Sergio Ferreira al portal Caaguazú Noticias Digital.

Los novios, oriundos de la ciudad de Mauricio José Troche, departamento de Guairá, ya “olían” de antemano que iba a ocurrir algo indeseable en la boda, por lo que decidieron realizarla a escondidas en Caaguazú sin invitar a los familiares que rechazaban esa unión. Sin embargo, no contaban con la astucia de los oponentes, quienes lograron ubicar el sitio.

El sacerdote, sorprendido, primero consultó la edad al novio y luego si estaba siendo obligado a contraer matrimonio con su novia. El hombre respondió que ya tenía 32 años y que estaba voluntariamente en esa boda. Al estar seguro de esto, el celebrante prosiguió con el casamiento.

El comisario Ferreira relató que la madre no quedó contenta y comenzó a estirar del brazo al hijo para llevárselo con ella. Es allí que la Policía Nacional fue comunicada del hecho y minutos luego tomó intervención para calmar los ánimos. Cuando ingresaron a la parroquia, los intervinientes visualizaron que la madre y la novia estiraban los brazos del novio, cada una por su lado.

El religioso en todo momento intentó apaciguar a los sulfurados familiares, al recordarles que estaban en la casa de Dios y que debían demostrar respeto. Mientras que el novio gritaba a su madre que iba a transferirle el terreno que su padre le había dejado, si es que ese era el problema de su enojo.

Respecto al motivo de este llamativo caso, el jefe policial mencionó que la madre del novio habría tenido una fuerte discusión con su marido y que este transfirió todos sus bienes su hijo antes de fallecer.

Una vez que se logró sacar a las personas del recinto religioso, se siguió normalmente con la ceremonia. En tanto que la fiesta posterior se llevó adelante ya sin inconvenientes en un salón de eventos ubicado en la zona.

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias