Conectate con nosotros

Notas

Un reconocido economista británico admite que predecir lo que pasará con la economía global en 2022 apenas tiene sentido

Publicado

en

Aparte de la pandemia del coronavirus, Jim O’Neill destaca la inflación como el factor que determinará el futuro de la economía, aunque no sabe si es tranistoria o no.

El economista británico Jim O’Neill admitió este jueves en su nuevo artículo para la organización internacional sin ánimo de lucro Project Syndicate que vaticinar qué rumbo tomará la economía global en 2022 apenas tiene sentido por la incertidumbre reinante.

Entre los factores que sí determinarán el futuro de la economía, el autor destaca la pandemia del coronavirus y la inflación. Sin embargo, O’Neill manifestó que todavía no se sabe si el aumento de precios es transitorio o no. «Mi inútil respuesta es ‘no lo sé‘», escribió.

El exsecretario del Tesoro Comercial del Reino Unido apuntó que el ritmo de recuperación en muchos países, así como las perturbaciones de la oferta estarán detrás de «gran parte de las actuales presiones inflacionarias». Sin embargo, los problemas de suministro por sí mismos podrían desembocar en problemas mayores como «la sobreestimulación económica, políticas monetarias ineficaces o un débil crecimiento de la productividad».

El economista subrayó que incluso antes de la pandemia estaba claro que el mundo con «una insondable generosidad de los bancos centrales había superado su utilidad». En vista de ello, hace falta volver a los tipos de interés ajustados a la inflación que correlacionen con «los índices de crecimiento del PIB», explicó el experto.

En paralelo, alegó la opinión de sus colegas de que «la persistencia de políticas monetarias excesivamente laxas» habría implicado el alza actual y el apego a este enfoque podría aumentar los precios aún más.

Entre los asuntos a considerar, el autor enumera la pobreza global, el lento crecimiento de la productividad, el cambio climático, la transición verde y la capacidad de la economía china de integrarse mejor en la economía global.

«A diferencia del periodo de 2008-2010, cuando el G20 demostró su eficacia, en 2020-2021 casi no ha habido avances en la cooperación económica global. Esperemos que el año 2022 nos traiga grandes mejoras en este ámbito», concluyó O’Neill. RT

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Tendencias