Conectate con nosotros

Nacionales

De economía rota a una segunda ola en CDE

Publicado

en

De economía rota a una segunda ola en CDE
A un año de la pandemia, la economía de Ciudad del Este, Alto Paraná, sigue sufriendo las consecuencias del cierre de frontera. Fueron más de siete meses en los que se realizaron dos grandes manifestaciones que terminaron en incidentes y enfrentamientos con la policía.
Según datos de la Comuna, más de 60.000 personas en forma directa e indirecta dejaron de tener ingresos como consecuencia de la paralización de actividades del comercio fronterizo. Esta situación se explica por la alta dependencia que tiene la ciudad de los compradores brasileños, siendo una ciudad netamente comercial. A diferencia de otras localidades del interior que viven de la agricultura.
En el aspecto sanitario, en esta región también se dio la primera gran ola del Covid-19 y ahora vive claramente la segunda, que resulta mucho más fuerte, sumando 449 muertos hasta el cierre de la edición.
Un estudio realizado por el Ministerio de Salud Pública (MSP) confirmó la sospecha de que el primer embate del virus dejó como saldo que de cada tres vecinos, uno ya fue infectado por el virus en esta parte del país.
fortalecido. Un aspecto positivo, que se puede destacar después de todo, es el trabajo coordinado entre el Instituto de Previsión Social (IPS), el MSP, la Itaipú Binacional y la Fundación Tesãi. Esto permitió aprovechar el hospital del IPS, donde se habilitó un sector para lo que se conoce como Hospital Integrado Respiratorio.
El doctor Federico Schrodel, director del Hospital Regional de Ciudad del Este, celebró el poder contar con la infraestructura del hospital del IPS para hacer frente a esta pandemia.
En tanto el hospital que dirige dobló su capacidad. Pasó de 94 camas a 171. Son aspectos positivos que está dejando la pandemia, porque son inversiones que van a quedar después, dijo. “El sistema sanitario del Este se ha fortalecido”.
También destacó la labor cumplida en los albergues que permitió evitar que el virus se propague en el país en su momento. “Lo que se hizo por la salud del Alto Paraná es algo digno de destacar. Aquí fue el primer embate en el Paraguay. La primera ciudad donde utilizamos los albergues”.
PANDEMIA SEGUNDA ETAPA. El Alto Paraná se encuentra en plena segunda ola. Los dos pabellones construidos en el Hospital Regional de Ciudad del Este, por primera vez, están siendo ocupados por pacientes Covid-19. En la primera ola, todo se concentró en el Hospital Integrado Respiratorio, pero debido a su colapso ahora se divide el servicio.
De 200 casos activos registrados en noviembre del año pasado, hoy tenemos 1.854, lo cual explica claramente la situación epidemiológica que vive el departamento. Hasta el cierre de nuestra edición sumaban 449 muertes por la enfermedad.
CONTROL FRONTERIZO. Finalmente, la Municipalidad de Foz de Yguazú logró la autorización para instalar una barrera sanitaria en el Puente de la Amistad, con el objetivo de frenar el alto índice de contagio que registra esta ciudad, que cerró una de las peores semanas desde que se inició la pandemia del nuevo coronavirus.
Esta barrera no es algo físico, sino la autorización para que funcionarios de la Comuna se instalen en el paso internacional para exigir test negativo del Covid-19 para ingresar al Brasil. La prueba debe realizarse en los últimos dos días, de acuerdo con los datos.
El control se activó desde las 18:00 de ayer, sábado, una hora después del inicio del confinamiento total en la vecina localidad, decretado por el intendente Francisco Lacerda, más conocido como Chico Brasileiro, y que se extiende hasta las 5:00 de lunes 15 de marzo.
Esta determinación fue adoptada por pedido de la Municipalidad al Gobierno Federal, que finalmente autorizó. Así lo confirmó Rosa María Gerónymo de la Secretaría de Salud de Foz de Yguazú.
“Vamos a realizar ese control sanitario en el Puente de la Amistad exigiendo el examen de PCR de las personas que ingresan al país. Todas las personas serán abordadas”. Eso incluye a los brasileños que viven en Paraguay y sus familiares.
La Secretaría de Salud indicó que los que no tienen su PCR negativo serán acompañados para retornar al Paraguay.
La pandemia impactó en el comercio fronterizo en Ciudad del Este. A 365 días del inicio de la pandemia, sigue sufriendo hasta barreras sanitarias.
60.000
personas dejaron de tener ingresos como consecuencia de la paralización de actividades del comercio.
449
fallecidos a causa del coronavirus se registran, a un año de la pandemia, correspondientes a Alto Paraná.
Fuente: ÙLTIMA HORA DIGITAL

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook

Tendencias